Mi historia de maternidad

//Mi historia de maternidad

Mi historia de maternidad

2018-02-22T11:04:36+02:00 mayo 1st, 2016|Sin categorizar|

Estos días MamiBB ha organizado un concurso muy interesante en su cuenta de Instagram. Resulta que últimamente Instagram está lleno de concursos de este tipo, se juntan varias marcas y sortean un montón de cosas que gana una sola persona. Pues resulta que ella ha hecho lo mismo pero para participar pide un plus para que se apunten las personas realmente interesadas.

El concurso se ha ideado para celebrar el día de la madre y Montse nos plantea una pregunta, para participar debes explicar tu historia de maternidad.
Yo quería apuntarme pero me resultaba difícil resumir en cuatro líneas mi historia de maternidad y además hacerlo a través del móvil. Así que me he decidido a escribirlo en un post y después usaré el texto para participar en el concurso.

Es difícil resumir tu propia historia de maternidad así que lo haré cómo pueda.

Mi historia de maternidad empezó 3 semanas después de dar a luz a mi hija Illa. Después de un embarazo difícil, me puse de parto el 12 de abril de 2015 pero mi hija venía con aguas sucias y me tuvieron que hacer una cesárea de urgencia. Tuvimos tan mala suerte que Illa aspiró meconio con un resultado muy grave, tuvo que estar ingresada sus tres primeras semanas de vida. Sólo la vi 1 segundo al nacer y tuve que esperar 36 horas para conocerla. Estaba enchufada a un respirador de alta frecuencia y a mil cables que nos separaban. Parecía un muñequito. No me sentía madre, no sentía ese vínculo que dicen que tienes con tu bebé cuando das a luz, ni siquiera nos habíamos mirado a los ojos porque ella estaba sedada y dormida casi todo el tiempo.
La primera vez que la cogí en brazos fue al cabo de 5 días, allí empezamos a conectar un poquito, pero los cables y respirador dificultaban nuestro contacto. Pasaron 12 días hasta que pude darle el pecho por primera vez y nos fuimos acercando poco a poco. No fue hasta el 1 de mayo que pasamos las primeras 24 horas juntas en el hospital y después de eso por fin nos pudimos ir a casa juntos. Pasamos la primera noche solos los 3, sin visitas, disfrutando de ese momento. Allí empecé a sentir que esa era mi nueva vida, me había convertido en mamá. El día que empezamos nuestra vida juntos, era el DÍA DE LA MADRE, y eso nunca lo olvidaremos.

lactancia-materna-15