Showroom Little Miss

//Showroom Little Miss

Showroom Little Miss

2019-05-31T23:34:50+00:00 diciembre 9th, 2018|SHOWROOM|

Hace unos meses me vi sobrepasada cuando me encontré que ya había pasado casi un año desde que nació Nina y todavía no había ordenado mi taller.

Para las que me seguís desde hace tiempo sabéis que el taller lo tenía en el altillo de mi casa, así que lo tenía todo a mano y era genial en parte pero no llegaba a desconectar y siempre me bajaba faena al salón con lo cual al final no era tanto chollo, siempre que subía lo veía todo desordenado y me ponía de los nervios.

En junio se me ocurrió una idea que me rondaba desde hacía tiempo… Mis padres tienen un local comercial que llevaba unos meses vacío y no tenían intención de alquilarlo a corto plazo ya que la calle está en obras y es difícil que alguien lo quisiera. Total, que les hice una propuesta y aceptaron.

La idea era trasladar mi taller al local y así separarlo de casa, y ponerme un horario de trabajo para no mezclar mi vida personal y profesional en la medida de lo posible. No se trataría de una tienda abierta un público sino un despacho y almacén para mi, así que no necesitaba una gran reforma pero sí lavarle un poco la cara porque después de los años que estuvo el anterior inquilino estaba todo bastante hecho polvo.

Lo más importante era tirar la pared que el anterior inquilino había construido (de pladur) y pintar, además de poner un parquet para tapar ese suelo horroroso. Mi hermano me ayudó con todo esto, que al final supuso más tiempo y dinero de lo que me había imaginado…

Antes de irme de vacaciones lo dejé todo más o menos listo aunque todavía me faltaban muchas cosas por hacer. En agosto cuando nos fuimos de viaje ya lo tenía casi todo listo aunque poco a poco he ido añadiendo muebles y objetos decorativos para hacerlo más agradable.

Me habéis preguntado por varias cosas de las que he utilizado para decorar el local así que os iré contando todas ellas.

Pinturas de Jotun
Empezando por la pintura, que es una de las primeras cosas que debes elegir cuando vas a reformar un espacio. Al ser un espacio mío y de trabajo me sentí libre para elegir unos colores más atrevidos que los que elegiría para mi casa. Como es muy difícil elegir un color concreto me decanté por mirar la carta de colores de Jotun Pinturas porque ya tienes algunos colores hechos y algunos de ellos se adecuaban a mi idea. Es difícil escoger un tono concreto y si puedes ver fotos reales de espacios diferentes pintados con este color, es más fácil hacerse a la idea de cómo quedará.

Elegí la pintura Majestic Resist para que se mantuviera perfecto con el paso del tiempo, es la única pintura de paredes del mercado que repele las manchas, resiste las rozaduras y se puede lavar así podría limpiar las rozaduras de mis pies bajo la mesa por ejemplo sin necesidad de volver a pintar.

Mis colores corporativos son el rosa y el gris cálido, así que empecé seleccionando rosas y grises de su app y luego combinándolos entre ellos hasta que di con los colores perfectos. El Deco Pink fue mi favorito para las paredes desde el principio porque era un rosa clarito pero bastante neutro y elegante, el que más me costó elegir fue el gris que quería para el techo… Encontré un gris cálido perfecto para combinarlo con el rosa pero me daba miedo que fuese demasiado oscuro y que se quitara luz al espacio, y desde Jotun Pinturas me aconsejaron un color más claro. Pero finalmente, con lo tozuda que soy me decidí por este mismo Tender Grey que al aplicarlo en el techo vi que quedaba una combinación espectacular. Quizás sí que era un poco atrevido pero si no lo haces en un local como éste ¿dónde lo vas a hacer?

Mobiliario y elementos decorativos
Para amueblar el local necesitaba un mueble práctico para ordenar todo mi stock y montarme una distribución que me permitiera preparar los pedidos de manera cómoda, y tenerlo todo a mano. No podía gastar mucho dinero así que lo compré todo sencillo y aproveché las rebajas de verano para comprar algunos elementos decorativos. Organicé en una pared un gran mueble con cestas para los portabebés, todo de Ikea. Y para trabajar aproveché unas maderas y caballetes de Leroy Merlin que tenía en el anterior taller. Además me parecía muy importante tener unas estanterías para el packaging y las hice igual que las que tiene Illa en su habitación, con una madera y una escuadra, en este caso no las he pintado y lo he dejado todo en pino natural que me parece un material muy cálido.

Quería que además de un espacio de trabajo, también fuera un lugar acogedor para tener mis momentos y para recibir si fuera necesario a alguna clienta o amiga en algún momento concreto. Por eso aproveché las rebajas y compré algunos muebles y alfombras. Los muebles son de Westwing y Sklum, y las alfombras las encontré en Howne y Lorena Canals Rugs.

Y aunque yo sólo trabajo de día, puse una iluminación general original y decorativa, hice unas lámparas con cestas de mimbre pintadas a mano con chalk paint, que le dan al local un ambiente muy cálido y acogedor, algo que es imprescindible para estar a gusto en tu propio espacio de trabajo.

Os dejo unas cuantas fotos para que veáis el proceso de cambio desde el primer día al último:

Llevo ya unos meses trabajando a diario en mi nuevo local, y aunque no puedo trabajar todos los días porque siempre hay alguna niña enferma o recados por hacer… Cuando estoy allí me encuentro muy a gusto, sobretodo en los días menos fríos! No se puede tener todo, pero la organización y el orden son la clave para trabajar mejor!

Con la colaboración de: Jotun Pinturas, Sklum y Westwing