Unicorn Trunki, la maleta infantil más cool

//Unicorn Trunki, la maleta infantil más cool

Unicorn Trunki, la maleta infantil más cool

2017-05-22T11:25:39+00:00 mayo 22nd, 2017|Sin categorizar|

Hace muchos años descubrí por primera vez las maletas Trunki por casualidad, supongo que igual que muchas de vosotras las habéis visto por el aeropuerto porque es donde más se suelen ver. Siempre me parecieron súper divertidas y ahora que Illa es mayor y ya se puede sentar en ella me hace muchísima gracia.

Para las que no sabéis de lo que hablo, las maletas Trunki son unas maletas con ruedas pensadas para los más peques de la casa, y para hacer que su viaje sea más divertido además de que se animen a cargar con sus propias maletas cuando nos vamos de viaje. Tienen ruedas y una forma pensada para que se puedan sentar encima. Sus diseños son atractivos para ellos ya que la mayoría son animalitos en los cuales pueden sentarse y agarrarse de los cuernos mientras nosotros tiramos de ellos en los largos pasillos del aeropuerto. Además de un invento divertido para nuestros hijos, también resulta atractivo y práctico para nosotros.

Las pasadas navidades salió al mercado un nuevo modelo de maleta, ya existía una gran variedad pero la verdad es que lo petaron sacando un diseño de unicorno, la famosa Unicorn Trunki que nos encandiló a más de una y estoy segura de que muchas se lanzaron a comprar su primera Trunki después de verla. Ya hace tiempo que los unicornios se han puesto de moda y no es para menos, sus colores alegres y mágicos nos tienen a todas locas.

Illa estrenó la suya en nuestras vacaciones navideñas a Lanzarote (donde, por cierto, me quedé embarazada). No caímos en que ella era todavía muy pequeñita y le daba miedo sentarse encima de la maleta pero su amiga Lola (que es un poco mayor) quería cogerla y sentarse encima de ella, con lo cual Illa se enfadaba todo el rato. Lo cierto es que la maleta Trunki resulta más cómoda para niños un poco más mayores de lo que era Illa cuando la estrenamos, y ¿por qué? Os contaré un par de razones:

  • El niño debe ser lo suficiente grande para poderse sentar encima y sentirse seguro, además de poder tirar de ella sin ayuda porque sino a los padres nos toca cargarla.
  • El espacio interior de la maleta es generoso si sólo llevas ropa pero si llevas a un bebé o niño pequeño su multitud de necesidades llenan la maleta de objetos que te quitan todo el espacio: pañales, toallitas, biberones, cereales, … En cambio si se trata de un niño un poco más mayor y sólo te tienes que llevar ropa, cabe perfectamente.
  • Las pegatinas tan monísimas que lleva la maleta para decorarla por fuera duran 5 minutos puestas si tienes una niña de 2 años como Illa, que sólo colocarlas con tanto cariño, me las empezó a arrancar todas con sus deditos.

Por esta razón estoy deseando que llegue este verano, porque tenemos planeados algunos viajes y creo que Illa ya podrá usar la maleta de forma más consciente que la última vez, y quizás hasta se siente encima de ella para que la llevemos arriba y abajo como un caballito! Al menos en casa la usa como asiento o incluso la pone tumbada y se sube encima para llegar a los libros que están un poco más altos, es tan graciosa!

Podéis encontrar esta maleta y todos los demás modelos en la página web de Bebé Aventurero que es el distribuidor oficial en España y que además están de aniversario, así que aprovecho para mandarles un abrazo muy gordo desde aquí!!! Entrad en su web y veréis todas las marchas chulas de puericultura que tienen, seguro que encontráis más de una cosita que os gusta.

*Post patrocinado por El Bebé Aventurero.