MB Mini de Mountain Buggy: compacto, ligero y todoterreno

//MB Mini de Mountain Buggy: compacto, ligero y todoterreno

MB Mini de Mountain Buggy: compacto, ligero y todoterreno

2019-09-16T23:37:17+02:00 septiembre 16th, 2019|BEBÉS Y MÁS|

Hace unos meses estrenamos en casa el nuevo cochecito MB Mini de Mountain Buggy y después de haberlo usado unas semanas os quiero contar mi opinión sobre él.

Mountain Buggy es una marca de origen neozelandesa especializada en cochecitos gemelares y todoterreno. Nosotros ya teníamos un cochecito todoterreno de la marca Phil and Teds que es una marca suya también y pudimos comprobar su practicidad y calidad.

Con Nina empecé a usar un cochecito compacto para el día a día porque me era lo más cómodo para poder cargarlo a todas partes. Pero me di cuenta de que Nina ya empezaba a pesar mucho y me costaba maniobrarlo con una sola mano y dependiendo del terreno era demasiado endeble. Así que cuando descubrí el cochecito MB Mini de Mountain Buggy vi que era una súper buena opción para utilizar con Nina en nuestro día a día, os contaré todos los detalles.

El modelo MB Mini es un cochecito todoterreno que tiene un tamaño súper reducido, comparándolo con un cochecito compacto (con plegado tipo libro) una vez abiertos el tamaño es muy similar.

Si decimos que es un cochecito todoterreno es porque tiene tres ruedas enormes que se adaptan a cualquier terreno. Como novedad de este nuevo modelo, al igual que otros cochecitos de Mountain Buggy incorporan unas ruedas sin cámara más resistentes ya que no se pueden pinchar.

Si todavía no habéis probado un cochecito con este tipo de ruedas, debéis saber que tienen una conducción súper suave y ligera, resultan súper manejables incluso con una mano y con mucho peso encima.

Sin duda el punto más a favor de este cochecito es que es muy fácil de maniobrar, se puede llevar con una mano sin esfuerzo incluso con un bebé grande encima resultando súper ligero.

El plegado es por la mitad igual que todos los cochecitos de este estilo con tres ruedas. Debajo del apoyo de los pies hay una pieza que permite el plegado con una sola mano. Queda bastante compacto una vez plegado pero está claro que no queda tan compacto como los cochecitos ultracompactos ya que sus ruedas son más grandes y por tanto ocupan más (pero se pueden quitar). Su peso es solamente de 7,6 kg con lo cual sigue siendo muy ligero.

El manillar tiene diferentes posiciones para regular en altura y también para esconderlo en espacios pequeños por ejemplo, en un ascensor, en el maletero, para que ocupe un poco menos. A veces Illa quiere llevarlo e incluso se puede bajar hasta su altura.

Tanto el chasis como la vestidura de color negro hacen que, aún siendo un cochecito de estilo sport, sea elegante y perfecto para la ciudad.

El reclinado se hace con el sistema americano, con cinchas que se ajustan fácilmente, es un sistema que se utiliza mucho con los cochecitos compactos porque reducen el volumen y ahorran problemas técnicos. Se ajusta desde posición sentada hasta reclinado total para las siestas, pasando por todos los ángulos de inclinación según ajustes más o menos. El asiento donde va el bebé tiene un tamaño algo justo (de largo), pues está pensado para que los pies queden fuera apoyándose en el reposapiés. Este es uno de los puntos flacos que le he encontrado a este modelo, aunque Nina parece que va muy cómoda y no se queja ni se la ve incómoda.

La capota es bastante ámplia y además tiene una ventanilla en la parte superior para ver al bebé desde arriba mientras paseas, es algo que nos suele preocupar cuando empezamos a pasear con nuestro bebé mirando hacia delante.

Tiene algo muy bueno e interesante, es que se puede adaptar un capazo blando y utilizarlo desde el nacimiento, disfrutando de un cochecito súper ligero desde el primer día, no necesitas comprar otro cochecito porque se adapta durante todas las etapas.

El freno se encuentra en las dos ruedas traseras, es fácil de bloquear pero cuesta un poco desbloquear más que nada en verano si llevas sandalias. Con zapato cerrado no hay problema.

Y por último la cesta inferior tiene forma triangular y aunque es bastante reducida también se pueden hacer caber bastantes cosas. Yo suelo poner ahí la mochila para no colgarla del manillar, pues al ser tan ligero, si la peque no está sentada se vuelca fácilmente.

Sin duda el MB Mini es una sillita que recomendaría si estáis buscando un cochecito compacto pero que tenga la robustez y adaptabilidad de un todoterreno.

Como resumen os diría que es un cochecito ligero, compacto y súper manejable. Si lo probáis, os encantará conducirlo!

Os dejo aquí un enlace con la información técnica, y si queréis verlo y problarlo en directo os recomiendo que concetéis una cita en la teinda Noari Kids de Barcelona pues es el distribuidor oficial de la marca. Os atenderán estupendamente y resolverán todas vuestras dudas!

Post patrocinado por Mountain Buggy y Noari Kids.